Un hurón necesita atenciones y cuidados. Debemos asegurarnos de que tenga siempre agua fresca y una comida adecuada a sus necesidades. Su jaula debe estar limpia y acondicionada, manteniendo su caja regularmente limpia para sus necesidades.

El hurón es un animal que suele dormir muchas horas pero en las que se mantiene despierto suele ser muy inquieto y por lo tanto necesita una supervisión constante como si de un niño se tratáse, ya que tienden a meterse en problemillas que les pueden causar daños graves.

Tenemos que ser conscientes de que cuando se acepta una mascota en casa no es como tener un juguete que pasa de moda y se guarda en un cajón. Un animal, una mascota, es un ser vivo y hay que tener muy en cuenta que tienen unos años de vida en los que son nuestra responsabilidad como dueños y hay que poder darles una vida digna hasta su muerte.

Debemos tener en cuenta que si nos gusta salir de vacaciones o pasar tiempo fuera de casa, nuestros animalitos puedan enir con nosotros o quedarse con alguna persona con conocimientos del cuidado de Hurones y pueda hacerse cargo sin problemas.

Toda mascota necesita un cuidado y gasto veterinario el cual debemos tener en cuenta. En el caso del Hurón suele ser más complicado ya que no todas las ciudades disponen de veterinarios que puedan ver animales exóticos o con experiencia en estos animales. Por esta misma razón sus necesidades clínicas suelen ser más costosas que las de otras mascotas, por eso antes de adquirir nuestro Hurón debemos informarnos de si dispondremos de un sitio donde nos lo puedan atender en condiciones para evitar futuros problemas.

★ DATOS Y CONSEJOS

Enseña a tu hurón a no morder.
Los hurones, como muchos otros animales, cuando son cachorros son muy inquietos y les gusta jugar entre ellos.
Por naturaleza, los hurones juegan entre ellos mordiéndose ya que tienen una piel muy dura y por lo tanto no se hacen daño ni sufren heridas.
El problema viene cuando nosotros adquirimos ese hurón cachorro y no está acostumbrado aún a las manos humanas… el primer impulso de ese hurón (aparte de olfatear) será morder para conocer a «su nuevo amigo…»
Esta costumbre, con un buen adiestramiento, se puede eliminar perfectamente con unos sencillos pasos. Algunos hurones les cuesta más que otros aprender a no morder, pero en la mayoría de los casos e independientemente de la edad de nuestro hurón, se consigue.

★ MOTIVOS POR LO QUE TU HURÓN PUEDE MORDER

Como hemos dicho antes, los hurones peqeueños no controlan bien su fuerza y piensan que nuestra piel es dura y resistente como la de ellos, y jugando pueden apretar más de la cuenta y hacernos daño sin darse cuenta ellos. El jugar mordiéndose es un hábito que nunca se les quita, es su manera natural y la única que conocen para jugar o de invitarse entre ellos a jugar, por eso se debe tener paciencia en su adiestramiento.

Cuando los hurones llegan a un nuevo hogar con una familia humana muchas veces resultan tímidos y asustadizos por lo que pueden llegar a mordernos también, pero sólo es cuestión de que se acostumbre a su nuevo hogar.

Puede que nuestro hurón no nos muerda a nosotros pero si a otros miembros de la familia o extraños. Los hurones que están acostumbrados a convivir con la persona que le cuida (su dueño), cuando llega un extraño a su territorio es normal que se sienta incómodo y extrañado ya que no está acostumbrado a su olor. Generalmente los hurones son muy sociables y en cuanto ve a un extraño lo primero que hace es olerle y después ya lo aceptará como uno más, pero a otros les cuesta más convivir con extraños y por eso puede dar alguno que otro mordisquito.

Si llevas a un hurón a un sitio que no conoce con personas extrañas, posiblemente se sentirá un poco desconcertado, ya que sentirá olores nuevos.

Cuando se educa a un hurón para que no muerda, nunca se le debe tener miedo… Los hurones son erárquicos entre ellos y si se dan cuenta que uno les tiene miedo será más difícil corregirles. Los hurones son muy listos en ese sentido, así que mejor es enseñarles a no morder cuando aun son jóvenes, cuando llegan a una edad más adulta resulta más difícil quitarles ese hábito.

★ PASOS A SEGUIR PARA QUE TU HURÓN NO MUERDA

Cuando un hurón muerde se le debe disciplinar, y puede ser ya sea con un golpecito ligero en la nariz (muy suave y sin llegar a lastimar) acompañado de un «NO!» fuerte. También se le puede soplar aire en la carita o cogerle por el pellejo del cuello (como haría su Madre) y se le da unos «meneos» hacia adelante y atrás con el «NO!».

Si los mordisquitos persisten, podemos acompañar el paso anterior con un período de castigo en un sitio cerrado. Se aconseja guardarlo en algún transportín que tengamos por ejemplo. En su hora de juego, encerrarlo ahí será un buen castigo para el. Se recomienda no castigarle en su jaula ya que no lo entenderá como tal.

Cuando nuestro hurón no está acostumbrado todavía a su nueva familia se aconseja poner prendas de ropa en el sitio donde duerme. Esto ayudará a que se acostumbre a nuestro olor. También es recomendable dejarlos que exploren la casa ya que así se acostumbraran al olor.

Si con nosotros se comporta bien, pero con terceras personas no, se debe hacer convivir lo más posible con esta persona, haciéndole que le dé de comer con la mano, que lo lleve en brezos y que le mimos… Tarde o temprano se acostumbrará y dejará de comportarse agresivo.

Mientras duerme el hurón está tranquilo y no morderá. Ese es un buen momento para tocarlo y que se vaya acostumbrando a que lo toquen y le den caricias.

El uso de guantes no es recomendable. En la mayoría de los casos se acostumbrará a estos guantes, a su textura y al grosor. Precisamente debido a la dureza y grosor de estos, el hurón morderá con más fuerza, y aunque no nos haga daño con los guantes, en un futuro cuando nos los quitemos las mordeduras serán mucho peores. Recuerda que los hurones son animales sociales de excelencia, sólo dedicándole tiempo y cariño lograrás que no muerda.

NOTA: ES IMPORTANTE QUE SE LE REGAÑE O CASTIGUE INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE MORDER O COMETER SU FALTA. SI SE REGAÑA DESPUÉS NO SABRÁ POR QUÉ SE LE ESTÁ CASTIGANDO Y NO RELACIONARÁ SU ACTO CON EL CASTIGO.

★ ¿CÓMO BAÑAR A TU HURÓN?

Cuando llega la hora del baño, los hurones, como muchos otros animales, puede mostrarse muy asustados y estresados, o por contrario muy contentos…

Esto básicamente se basa, en que los hurones domésticos están en su jaula o suelto por caso, pero no tienen nunca contacto directo con el agua (menos con el agua que usan para beber).

Esto quiero decir, que el primer chapuzón, será algo nuevo para nuestro hurón y generalmente reaccionan con mucho miedo.

★ ¿CADA CUÁNTO BAÑO A MI HURÓN?

La piel de los hurones, produce unos aceites corporales, que son en parte, los causante de su olor. Pero al bañarlos, eliminamos esos aceites y hacemos que la piel de nuestro hurón se ponga a trabjar para producir más aceites. Esto quiere decir, que si lo bañamos con mucha frecuencia, la piel se acostumbrará a producir más aceites y nuestro hurón olerá más.

Por eso, también es común, que justo después del baño, nuestro hurón huela más, incluso más que antes, antes que su organismo se calme un poco y sus aceites se «asienten» un poco.

NOTA: SE ACONSEJA BAÑARLO COMO MÁXIMO UNA VEZ AL MES, AUNQUE CUANTO MÁS PODAMOS AGUANTAR MEJOR, A NO SER QUE SE HAYA ENSUCIADO FUERA DE CASA CON BARRO O ALGO POR EL ESTILO.

SEDE SANTIAGO

Lunes a Viernes 11:30hrs - 19:30hrs

Sábado 11:30hrs - 15:00hrs

Fijo +56 2 32486853

Emergencias +56 9 9128 1334

Av Providencia 1336 Local 52A Galería Puerta del Sol, Providencia - Salida Metro Manuel Montt

SEDE VIÑA DEL MAR

Lunes a Viernes 11:00 - 14:00 / 16:00 - 19:30

Sábado 10:30 - 15:00

Fijo +56 32 3503488

Emergencias +56 9 7862 8364

1 Norte 681 Local 16, Viña del Mar

Sitio Web realizado por Listeilor

Visit Us On FacebookVisit Us On Instagram